viernes, 29 de junio de 2007

MADEIRA.PORTUGAL

APROVECHANDO QUE LAS FIESTAS TOCAN A SU FIN, Y A QUE EL AYUNTAMIENTO HACE UNA INVERSIÓN DE MATERIAL PIROTÉCNICO, PUES OS PONGO FUEGOS ARTIFICIALES DE MADEIRA,SON DE BIENVENIDA AL NUEVO AÑO.
ME GUSTAN MAS VISTOS ASI, NO HACEN TANTO RUIDO.

jueves, 28 de junio de 2007

VUELO.MIGUEL HERNÁNDEZ





Sólo quien ama vuela. Pero ¿quién ama tanto
que sea como el pájaro más leve y fugitivo?
Hundiendo va este odio reinante todo cuanto
quisiera remontarse directamente vivo.

Amar... Pero ¿quién ama? Volar... Pero ¿quién vuela?
Conquistaré el azul ávido de plumaje,
pero el amor, abajo siempre, se desconsuela
de no encontrar las alas que da cierto coraje.

Un ser ardiente, claro de deseos, alado,
quiso ascender, tener la libertad por nido.
Quiso olvidar que el hombre se aleja encadenado.
Donde faltaban plumas puso valor y olvido.

Iba tan alto a veces, que le resplandecía
sobre la piel el cielo, bajo la piel el ave.
Ser que te confundiste con una alondra un día,
te desplomaste otros como el granizo grave.

Ya sabes que las vidas de los demás son losas
con que tapiarte: cárceles con que tragar la tuya.
Pasa, vida, entre cuerpos, entre rejas hermosas.
A través de las rejas, libre la sangre afluya.

Triste instrumento alegre de vestir: apremiante
tubo de apetecer y respirar el fuego.
Espada devorada por el uso constante.
Cuerpo en cuyo horizonte cerrado me despliego.

No volarás. No puedes volar, cuerpo que vagas
por estas galerías donde el aire es mi nudo.
Por más que te debatas en ascender, naufragas.
No clamarás. El campo sigue desierto y mudo.

Los brazos no aletean. Son acaso una cola
que el corazón quisiera lanzar al firmamento.
La sangre se entristece de batirse sola.
Los ojos vuelven tristes de mal conocimiento.

Cada ciudad, dormida, despierta loca, exhala
un silencio de cárcel, de sueño que arde y llueve
como un élitro ronco de no poder ser ala.
El hombre yace. El cielo se eleva. El aire mueve.

La cuidad y los perros. VARGAS LLOSA

FRAGMENTO

miércoles, 27 de junio de 2007

BARRIO SIN LUZ. PABLO NERUDA


¿Se va la poesía de las cosas
o no la puede condensar mi vida?
Ayer mirando el último crepúsculo
yo era un manchón de musgo entre unas ruinas.

Las ciudades hollines y venganzas,
la cochinada gris de los suburbios,
la oficina que encorva las espaldas,
el jefe de ojos turbios.

Sangre de un arrebol sobre los cerros,
sangre sobre las calles y las plazas,
dolor de corazones rotos,
podre de hastíos y de lágrimas.

Un río abraza el arrabal
como una mano helada que tienta en las tinieblas:
sobre sus aguas se avergüenzan
de verse las estrellas.

Y las casas que esconden los deseos
detrás de las ventanas luminosas,
mientras afuera el viento
lleva un poco de barro a cada rosa.

Lejos... la bruma de las olvidanzas
humos espesos, tajamares rotos,
y el campo, ¡el campo verde!, en que jadean
los bueyes y los hombres sudorosos.

Y aquí estoy yo, brotado entre las ruinas,
mordiendo solo todas las tristezas,
como si el llanto fuera una semilla
y yo el único surco de la tierra.

EL OTRO YO: MARIO BENEDETTI

Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la naríz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: tenía Otro Yo.
El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente , se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse imcómodo frente a sus amigos. Por otra parte el Otro Yo era melancólico, y debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo.
Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero el muchacho se durmió. Cuando despertó el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo que hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada, pero a la mañama siguiente se habia suicidado.
Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero enseguida pensó que ahora sí podría ser enteramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó.
Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió la calle con el proposito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le lleno de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas . Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban: «Pobre Armando.Y pensar que parecía tan fuerte y saludable».
El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír y, al mismo tiempo, sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía, porque toda la melancolía se la había llevado el Otro Yo.

martes, 26 de junio de 2007

ESPINHO. PORTUGAL




Espinho es una localidad dedicada al turismo de playa y veraneo situada 18 kilómetros al sur de Porto. Tuvo tiempos mejores; hoy en verano está masificada y en invierno esta vacía y sujeta a un riguroso viento. Su paisaje ha sido repetidamente estropeado por enormes edificios de arquitectura poco cuidada y por la contaminación o suciedad de su costa. Su playa más limpia es Praia da Baia; debemos también anotar que la costa de Espinho es buena para el surf; de hecho en esta localidad en verano se celebran etapas del campeonato mundial de surf ( y de Volley Playa ).

Frases variadas de deportes.

SIEMPRE ES IGUAL: MARCO COBRO, MARCO COBRO HASTA QUE FALLAS I TE DESPIDEN. EL FUTBOL ES ASÍ.

Los segundos lugares nunca se recuerdan.

No es malo querer ser el mejor, sinó querer serlo y no poner todo de tu parte.

El deporte se puede romper, pero no se puede romper una ilusión en un deporte!


En una carrera: El primero es un ganador. El segundo un perdedor. Los demás simplemente compiten.


El segundo lugar no se gana, se pierde el primero.

Cuando entrenas todo te duele, pero cuando ganas, dices valio la pena.

En el deporte lo importante es competir no ganar.

Si corro pensando que estoy como volando y al llegar a la meta grito de a ver vencido me canso rapido.

EL QUE DIJO LO IMPORTANTE ES PARTICIPAR, ERA UN PERDEDOR.

El futbol se divide en dos palabras: fut y bol

ASÍ DIVIDO MI DÍA: 2 HORAS EJERCITANDO PIERNAS EN FÚTBOL, 3HORAS EJERCITANDO ESPALDA EN NATACIÓN, DOS HORAS EJERCITANDO BRAZOS EN BOXEO, OTRAS DOS EMPLEANDO MIS MUÑECAS EN VOLEI-BALL, CUATRO ENTRENANDO CON MIS COMPAÑEROS, DOS CAMINANDO POR EL ZOO, CUATRO EN JUDO, Y LAS RESTANTES, MIENTRAS DUERMO, EJERCITANDO EL CORAZÓN MIENTRAS PIENSO...¿HABRÁ VIDA MEJOR

lunes, 25 de junio de 2007

Mi Carro. EL koala y Manolo Escobar

Si os acordáis de la canción de "OPA, voy a hacer un corral", pues su autor, el Koala, ha sacado una nueva canción con Manolo Escobar, bueno más bien es una nueva versión de la canción de "mi carro" del propio Manolo, a ver si os gusta.

Frases de Luis Cernuda

"Todo lo que es hermoso tiene su instante, y pasa."

"A la música hay que aproximarse con mayor pureza, y sólo desear en ella lo que ella puede darnos: embeleso contemplativo."

"¡Años de niñez en que el tiempo no existe! Un día, unas horas son entonces cifra de la eternidad."

"Cuando la realidad visible parece más bella que la imaginada es por que la miran ojos enamorados."

domingo, 24 de junio de 2007

ADELFOS. MANUEL MACHADO

Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
-soy de la raza mora, vieja amiga del sol-,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron.
Tengo el ama de nardo del árabe español.

Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer...
Mi ideal es tenderme, sin ilusión ninguna...
De cuando en cuando un beso y un nombre de mujer.

En mi alma, hermana de la tarde, no hay contornos...
y la rosa simbólica de mi única pasión
es una flor que nace en tierras ignoradas
y que no tiene aroma, ni forma, ni color.

Besos, ¡pero no darlos! Gloria... ¡la que me deben!
¡Que todo como un aura se venga para mí!
Que las olas me traigan y las olas me lleven
y que jamás me obliguen el camino a elegir.

¡Ambición!, no la tengo. ¡Amor!, no lo he sentido.
No ardí nunca en un fuego de fe ni gratitud.
Un vago afán de arte tuve... Ya lo he perdido
Ni el vicio me seduce, ni adoro la virtud.

De mi alta aristocracia dudar jamás se pudo.
No se ganan, se heredan elegancia y blasón...
Pero el lema de casa, el mote del escudo,
es una nube vaga que eclipsa un vano sol.

Nada os pido. Ni os amo ni os odio. Con dejarme
lo que hago por vosotros hacer podéis por mí...
¡Que la vida se tome la pena de matarme,
ya que yo no me tomo la pena de vivir!...

Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer...
De cuando en cuando un beso, sin ilusión ninguna.
¡El beso generoso que no he de devolver!

sábado, 23 de junio de 2007

Canción de cuna. LORCA



Ya te vemos dormida.
Tu barca es de madera por la orilla.

Blanca princesa de nunca.
¡Duerme por la noche oscura!
Cuerpo y tierra de nieve.
Duerme por el alba, ¡duerme!

Ya te alejas dormida.
¡Tu barca es bruma, sueño, por la orilla!

viernes, 22 de junio de 2007

EL ENAMORADO: JORGE LUIS BORGES




Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.


LA VOZ A TI DEBIDA. PEDRO SALINAS




Versos 102 a 126

¡Si me llamaras, sí;
si me llamaras!
Lo dejaría todo,
todo lo tiraría:
los precios, los catálogos,
el azul del océano en los mapas,
los días y sus noches,
los telegramas viejos
y un amor.
Tú, que no eres mi amor,
¡si me llamaras!
Y aún espero tu voz:
telescopios abajo,
desde la estrella,
por espejos, por túneles,
por los años bisiestos
puede venir. No sé por dónde.
Desde el prodigio, siempre.
Porque si tú me llamas
«¡si me llamaras, sí, si me llamaras!»
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: «No te vayas».

Frases: soledad, vida, matrimonio

SOLEDAD

"Ahora empiezo a meditar lo que he pasado, y a verle el fondo y el alma, y por eso ahora amo más la soledad, pero aún poco."Miguel de Unamuno

"El infierno está todo en esta palabra: soledad."Víctor Hugo

"La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes."Arthur Schopenhauer

"En mi soledad he visto cosas muy claras que no son verdad."Antonio Machado

"Si estás solo, serás todo tuyo, y si estás acompañado por una sola persona, serás medio tuyo."Leonardo da Vinci

LA VIDA

"La vida no es significado; la vida es deseo"Charles Chaplin

"La vida es como un cuento relatado por un idiota; un cuento lleno de palabrería y frenesí, que no tiene ningún sentido."William Shakespeare

"Vivir es lo más raro de este mundo, pues la mayor parte de los hombres no hacemos otra cosa que existir."Oscar Wilde

"¿De qué vale comprender la naturaleza y el sentido de la vida si ésta nunca ha sido degustada? Es mejor comer el pastel que formular teorías acerca de él."Anthony de Mello

MATRIMONIO

"Los españoles se entusiasman con la aventura peligrosa y romántica en los libros y las películas, pero en la vida real prefieren el amor pedestre del matrimonio, que es el amor por el sistema métrico decimal."Pío Baroja

"El matrimonio es una de las formas de odiarse unos a otros en la personas de todas las clases sociales."Lord Byron

"Un matrimonio feliz es una larga conversación que siempre parece demasiado corta."André Maurois

jueves, 21 de junio de 2007

Rafael Alberti

Hoy las nubes me trajeron,
volando, el mapa de España.
¡Qué pequeño sobre el río,
y qué grande sobre el pasto
la sombra que proyectaba!

Se le llenó de caballos
la sombra que proyectaba.
Yo, a caballo, por su sombra
busqué mi pueblo y mi casa.

Entré en el patio que un día
fuera una fuente con agua.
Aunque no estaba la fuente,
la fuente siempre sonaba.
Y el agua que no corría
volvió para darme agua.

ANGIE. THE ROLLING STONES


Aprovecharemos la situación de que estan de gira en España para darles un poco más de bombo. No son mis favoritos, pero tienen canciones, que me gustan; tampoco son los más guapos, pero como casi siempre sus letras significan mucho; no conozco su discografía al completo pero ya existen los locos que van a todas partes con ellos, y les honra haberse disculpado publicamente de lo ocurrido el año pasado, sobre todo en El Ejido.
Que los disfrutéis.

Las frases y las leyes de MURPHY

1 Cualquier cosa que pueda ir mal, ... irá mal. (Ley de Murphy)

2 Si una cosa puede ir mal, irá mal por triplicado. (Ley de Murphy sobre el gobierno)

3 La ley de Murphy, no la inventó Murphy, sinó otro hombre que se llamaba igual

4 Dos colas no son más que el principio. (Corolario de Kuhin sobre la ley de Murphy)

5 Nada es tan fácil como parece. (Primer corolario de Murphy)

6 Todo requiere más tiempo del que prevés. (Segundo corolario de Murphy)

7 Si varias cosas pueden ir mal, irá la que genere problemas mayores (Tercer corolario de Murphy)

8 Las fotocopiadoras solo estropean los documentos más importantes. Corolario:Si una fotocopiadora se desmanda hará 180 copias, y lo hará cuando se trate de un documento personal (Ley de Murphy sobre la oficina)

9 Si sabes que una cosa puede ir mal y tomas todas las precauciones irá mal otra cosa.
10 La experiencia es una cosa que no tienes hasta después de haberla necesitado. (Ley de Olivier)


11 No hay nada tan inevitable, como un error cuando es su hora. (Ley de Tussman)

12 Nunca seas el primero. Nunca seas el último. Nunca te presentes voluntario. (Ley del señor Caqui)

Que paseo de noche. PEDRO SALINAS




¡Qué paseo de noche
con tu ausencia a mi lado!
Me acompaña el sentir
que no vienes conmigo.
Los espejos, el agua
se creen que voy solo;
se lo creen los ojos.
Sirenas de los cielos
aún chorreando estrellas,
tiernas muchachas lánguidas,
que salen de automóviles,
me llaman. No las oigo.
Aún tengo en el oído
tu voz, cuando me dijo:
“No te vayas”. Y ellas,
tus tres palabras últimas,
van hablando conmigo
sin cesar, me contestan
a lo que preguntó
mi vida el primer día.
Espectros, sombras, sueños,
amores de otra vez,
de mí compadecidos,
quieren venir conmigo,
van a darme la mano.
Pero notan de pronto
que yo llevo estrechada,
cálida, viva, tierna,
la forma de una mano
palpitando en la mía.
La que tú me tendiste
al decir: “No te vayas”.
Se van, se marchan ellos,
los espectros, las sombras,
atónitos de ver
que no me dejan solo.
Y entonces la alta noche,
la oscuridad, el frío,
engañados también,
me vienen a besar.
No pueden; otro beso
se interpone en mis labios.
No se marcha de alli,
no se irá. El que me diste,
mirándome a los ojos
cuando yo me marché,
diciendo: “No te vayas”.

miércoles, 20 de junio de 2007

Esto es amor. Alfonsina Storni




Esto es amor, esto es amor, yo siento
en todo átomo vivo un pensamiento.

Yo soy una y soy mil, todas las vidas
pasan por mí, me muerden sus heridas.

Y no puedo ya más, en cada gota
de mi sangre hay un grito y una nota.

Y me doblo, me doblo bajo el peso
de un beso enorme, de un enorme beso.

SOLO DE PIANO. Nicanor Parra




Ya que la vida del hombre no es sino una acción a distancia,
Un poco de espuma que brilla en el interior de un vaso;
Ya que los árboles no son sino muebles que se agitan:
No son sino sillas y mesas en movimiento perpetuo;
Ya que nosotros mismos no somos más que seres
(Como el dios mismo no es otra cosa que dios)
Ya que no hablamos para ser escuchados
Sino que para que los demás hablen
Y el eco es anterior a las voces que lo producen,
Ya que ni siquiera tenemos el consuelo de un caos
En el jardín que bosteza y que se llena de aire,
Un rompecabezas que es preciso resolver antes de morir
Para poder resucitar después tranquilamente
Cuando se ha usado en exceso de la mujer;
Ya que también existe un cielo en el infierno,
Dejad que yo también haga algunas cosas:

Yo quiero hacer un ruido con los pies
Y quiero que mi alma encuentre su cuerpo.


Vivir para contarla, García Márquez.


ESAS MEMORIAS SE REFIEREN A SU OBRA, VIVIR PARA CONTARLA



FRAGMENTO

Fue también el abuelo quien me hizo el primer contacto con la letra escrita a los cinco años, una tarde en que me llevó a conocer los animales de un circo que estaba de paso en Cataca bajo una carpa grande como una iglesia. El que más me llamó la atención fue un rumiante maltrecho y desolado con una expresión de madre espantosa. -Es un camello- me dijo el abuelo.

Alguien que estaba cerca le salió al paso:

-Perdón, coronel, es un dromedario.

Puedo imaginarme ahora cómo debió sentirse el abuelo porque alguien lo hubiera corregido en presencia del nieto. Sin pensarlo siquiera, lo superó con una pregunta digna:

-¿Cuál es la diferencia?

-No la sé -le dijo el otro-, pero este es un dromedario.

El abuelo no era un hombre culto, ni pretendía serlo, pues se había fugado de la escuela pública de Riohacha para irse a tirar tiros en una de las incontables guerras civiles del Caribe. Nunca volvió a estudiar, pero toda la vida fue consciente de sus vacíos y tenía un avidez de conocimientos inmediatos que compensaba de sobra sus defectos. Aquella tarde del circo volvió abatido a la oficina y consultó el diccionario con una atención infantil. Entonces supo él y supe yo para siempre la diferencia entre un dromedario y un camello. Al final me puso el glorioso tumbaburros en el regazo y me dijo:

-Este libro no solo lo sabe todo, sino que es el único que nunca se equivoca.

Era un mamotreto ilustrado con un atlante colosal en el lomo, y en cuyos hombros se asentaba la bóveda del universo. Yo no sabía leer ni escribir, pero podía imaginarme cuánta razón tenía el coronel si eran casi dos mil páginas grandes, abigarradas y con dibujos preciosos. En la iglesia me había asombrado el tamaño del misal, pero el diccionario era más grueso. Fue como asomarme al mundo entero por primera vez.

Frases de Pablo Neruda

"Es tan corto el amor y tan largo el olvido."

"La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad."

"Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, mi alma no se contenta con haberla perdido."

"¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?"

"Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino."

"Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido."

"En un beso, sabrás todo lo que he callado."

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas."

"Aunque este sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo."

"Ella me quiso, a veces yo también la quería: cómo no haber amado sus grandes ojos fijos."

Sines. Portugal



Sines se sitúa al sur del cabo del mismo nombre, en el litoral del Alentejo. La praia de São Torpes y los siguientes arenales situados más al sur nos muestran un bello paisaje casi virgen que forma parte del Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina. La capital y Porto Covo acojen la mayor parte de la oferta turística.

Podemos considerar a Sines una ciudad industrial ya que posee una palnta refinadora de petróleo e incluso también se dedica a la construcción de vagones de tren. Pero tampoco podemos olvidar su pesca y su agricultura.

Sines no es de las ciudades más turísticas de Portugal, porque poca gente conoce la existencia de esta ciudad, pero no tiene nada que envidiar al resto del país ya que posee unas playas estupendas, y quizás porque no pertenece a la región del Algarve es una cuidad menos conocida.

martes, 19 de junio de 2007

La boca. Miguel Hernández

Boca que arrastra mi boca:
boca que me has arrastrado:
boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.

Alba que das a mis noches
un resplandor rojo y blanco.
Boca poblada de bocas:
pájaro lleno de pájaros.
Canción que vuelve las alas
hacia arriba y hacia abajo.
Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,
das a la grama sangrante
dos fúlgidos aletazos.
El labio de arriba el cielo
y la tierra el otro labio.

Beso que rueda en la sombra:
beso que viene rodando
desde el primer cementerio
hasta los últimos astros.
Astro que tiene tu boca
enmudecido y cerrado
hasta que un roce celeste
hace que vibren sus párpados.

Beso que va a un porvenir
de muchachas y muchachos,
que no dejarán desiertos
ni las calles ni los campos.

¡Cuánta boca enterrada,
sin boca, desenterramos!

Beso en tu boca por ellos,
brindo en tu boca por tantos
que cayeron sobre el vino
de los amorosos vasos.
Hoy son recuerdos, recuerdos,
besos distantes y amargos.

Hundo en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado.

He de volverte a besar,
he de volver, hundo, caigo,
mientras descienden los siglos
hacia los hondos barrancos
como una febril nevada
de besos y enamorados.

Boca que desenterraste
el amanecer más claro
con tu lengua. Tres palabras,
tres fuegos has heredado:
vida, muerte, amor. Ahí quedan
escritos sobre tus labios.

Frases de despedida, muerte.




Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin. Rabindranath Tagore


Fue una pequeña muerte tu partida.Una muerte pequeña que me crece cuando imagino a veces que estás cerca y me obstino en dar vueltas por lascalles y regreso a mi casa con la lluvia cayendo y me asalta tu voz en la noche sin horas. Claribel Alegría


Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte.Leonardo Da Vinci


Dedicadas al mito, al FARI, descansa en paz.


QUIJANO

Mi intención era encontrar el video de la letra de la canción que os pongo a abajo pero no lo he encontrado, por tanto os dejo éste colgado, por sierto mejor solo que mal acompañado. La letra de es de otra canción, se trata todo de una petición personal, desde Madrid, para tí, Noe.....



SOLO TE PUEDO DECIR

Hay horas malas y peores pero siempre largas y malas.
Hay horas ciegas y blancas siempre que me faltas

Hay noches que son dias y mas que dias lagrimas que no se acaban que se odian siempre que me faltas.

No intentes imaginar lo que te quiero porque me ofendes cuando piensas que solo te quiero y no es eso quererte es mucho mucho mas que eso.

Solo te puedo decir que se me escapa la razón
tener que imaginar un fin que no sea estar contigo.

Cómo puedo concebir que no me abroches un boton que no me manches de carmin
que no pueda vivir contigo

Hay techos que muestran tu cara paredes que cuelgan tu nombre
armarios que encierran olores siempre que te marchas

Hay lunas que he visto contigo, ventanas que no enseñan nada
almohadas que son mi castigo siempre que te marchas.

No intentes imaginar lo que te quiero porque me ofendes cuando piensas que solo te quiero y no es eso quererte es mucho mucho mas que eso.

Sólo te puedo decir que se me escapa la razón
tener que imaginar un fin que no sea estar contigo.

Cómo puedo concebir que no me abroches un boton que no me manches de carmin
que no pueda vivir contigo.
Sólo te puedo decir que se me escapa la razón
tener que imaginar un fin que no sea estar contigo.
Cómo puedo concebir que no me abroches un boton que no me manches de carmin
que no pueda vivir contigo.

lunes, 18 de junio de 2007

Frases conocidas. NIETZSCHE





"Hay siempre algo de locura en el amor; pero siempre hay algo de razón en la locura."

"La crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad."

"La buena memoria es a veces un obstáculo al buen pensamiento."

"La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con que jugaba cuando era niño."

"La manera más desagradable de replicar en una polémica es la de enojares y la de callar, pues el agresor interpreta ordinariamente el silencio como un desprecio."

"Cuantos hombres se precipitan hacia la luz, no para ver mejor sino para brillar."

"El remordimiento es como la mordedura de un perro en una piedra: una tontería."

"Es preferible morir a odiar y temer: es preferible morir dos veces a hacerse odiar y temer."

"Hay espíritus que enturbian sus aguas para hacerlas parecer profundas."

"Hay que volver a la muchedumbre, su contacto endurece y pule, la soledad ablanda y pudre."

Frases célebres. Alejandro Dumas

El amor es física; el matrimonio química.
El amor es quien inspira las grandes empresas y quien estorba su cumplimiento.
El matrimonio es una cadena tan pesada que para llevarla hace falta ser dos y, a menudo, tres.
La vida es fascinante: sólo hay que mirarla a través de las gafas correctas.
No llego a comprender porqué, siendo los niños tan inteligentes, los adultos son tan tontos. Debe ser fruto de la educación.
Para toda clase de males hay dos remedios: el tiempo y el silencio.
Por bien que uno hable, si habla en demasía acabará diciendo alguna necedad.
Prefiero los malvados imbéciles. Aquellos, al menos, dejan algún respiro.
Quien lee sabe mucho; pero quien observa sabe todavía más.
Si dejáis translucir vuestra necesidad, nadie os dará nada; para hacer fortuna, hay que presumir de rico.

Amor engañoso. CHARLES BAUDELIARE

Cuando te veo cruzar, oh mi amada indolente,
Paseando el hastío de tu mirar profundo,
Suspendiendo tu paso tan armonioso y lento
Mientras suena la música que se pierde en los techos.

Cuando veo, al reverbero del gas que va tiñéndola,
Tu frente aureolada de un mórbido atractivo
Donde las luces últimas del sol traen a la aurora,
Y, como los de un cuadro, tus fascinantes ojos,

Me digo: ¡qué bella es! , ¡qué lozanía extraña!
El taraceado recuerdo, pesada y regia torre,
La corona, y su corazón, prensado como fruta,
Y su cuerpo, están prestos para el más sabio amor.

¿Serás fruto que en otoño da sazonados sabores?
¿Vaso fúnebre que aguarda ser colmado por las lágrimas?
¿Perfume que hace soñar en perfumes lejanísimos,
Almohadón acariciante o canastilla de flores?

Sé que hay ojos arrasados por la cruel melancolía
Que no guardan escondido ningún precioso secreto,
Bellos estuches sin joyas, medallones sin reliquias
Más vacíos y más lejanos, ¡oh cielos!, que esos dos tuyos.

Pero ¿no basta que seas la más sutil apariencia,
Alegrando al corazón que huye de la verdad?
¿Qué más da tontería en ti o qué más da indiferencia?
Te saludo adorno o máscara. Sólo adoro tu belleza.

PARA SIEMPRE


Y FALTA LA LIGA DE ESTE AÑO, HALA MADRID¡

sábado, 16 de junio de 2007

Axe bahia. CHUCHUCA-thuthuca-txutxuca



Vem chuchuca linda
Senta aqui com seu
pretinho

Vou te pegar no colo
E fazer muito carinho

Eu quero um rala quente
Para te satisfacer

Escute o retrão
É do jeitinho que eu fazer

Vem, vem chuchuca
Vem aqui com o seu
tigrão
Vou te jogar na cama
E te dar muita pressão

Enamorarse y no. MARIO BENEDETTI

Cuando uno se enamora las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido
la desdicha se llena de milagros
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva
enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo.

AMOR PROHIBIDO: CESAR VALLEJO

Subes centelleante de labios y de ojeras!
Por tus venas subo, como un can herido
que busca el refugio de blandas aceras.

Amor, en el mundo tú eres un pecado!
Mi beso en la punta chispeante del cuerno
del diablo; mi beso que es credo sagrado!

Espíritu en el horópter que pasa
¡puro en su blasfemia!
¡el corazón que engendra al cerebro!
que pasa hacia el tuyo, por mi barro triste.
¡Platónico estambre
que existe en el cáliz donde tu alma existe!

¿Algún penitente silencio siniestro?
¿Tú acaso lo escuchas? Inocente flor!
... Y saber que donde no hay un Padrenuestro,
el Amor es un Cristo pecador!

Acaríciame(fragmento)




El chico del tabique partido me mira y me dice:

-No hay nadie que dependa de ti, morirte no puede ser tan grave.

El chico de los brazos como tenazas dice:

-Nunca volverás a disfrutar del sexo.

El chico con al polla flácida dice:

-Estoy dejando de confiar en ti, estás haciendo cosas demasiado extrañas.

El chico despeinado dice:

-Escápate. Lo único que necesitas es estar solo.

El chico de la botella me coge del brazo y dice:

-Espera a tener los resutados del análisis para ahorcarte. PRometiste no hacerlo antes.

El chico del cuerpo a afilado dice:

-Tu madres es una mujer maravillosa. No deberías hacerle eso.


El chico del tabique partido, el de los brazos como tenazas, el de la polla flácida, el despeinado, el alcohólico, el afilado, me miran desde el espejo y dicen:

- No te estás volviendo loco. Sólo eres alguin q lleva mucho tiempo sin dormir.


Raúl Ferruz

viernes, 15 de junio de 2007




Aveiro es una ciudad emergente de la costa agraciada con el tesoro natural que forma la coqueta ría, la Ría de Aveiro. La población cuenta con una de las universidades más importantes del país. Su única playa, la Praia de São Jacinto, está situada en el litoral norte, formando parte de la Reserva Natural das Dunas de São Jacinto.

Famosa por su pescado y su sal, Aveiro es la Venecia portuguesa, donde los canales son las arterias de la ciudad. Está situada en la parte Sur de Oporto, en la Costa de Prata. Son muy reconocidos sus puentes y el color pastel de sus casas, que aportan un toque agradable a su visita.

PEDRO SALINAS




I


Si, ¡todo con exceso!
¡La luz, la vida, el mar!
Plural, todo plural,
luces, vidas y mares.
A subir, a ascender
de docenas a cientos,
de cientos a millar,
en una jubilosa
repetici¢n sin fin,
de tu amor, unidad.
Tablas, plumas y máquinas
todo a multiplicar,
caricia por caricia
abrazo por volcán.
Hay que cansar los números.
Que cuenten sin parar,
que se embriaguen contando,
y que no sepan ya
cuál de ellos ser el último;
¡qué vivir sin final!
Que un gran tropel de ceros
asalte nuestras dichas
esbeltas, al pasar,
y las lleve a su cima.
Que se rompan las cifras,
sin poder calcular
ni el tiempo, ni los besos.
Y al otro lado ya
de cómputos, de sinos,
entregarnos a ciegas
-¡exceso, qué penúltimo!-,
a un gran fondo azaroso
que irresistiblemente
está
cantándonos a gritos
fúlgidos de futuro:
"Eso no es nada aún.
Buscaos bien, hay más."

Después de mucho saludar. DELFINA ACOSTA


Después de mucho saludar al viento,
al jaspe de las piedras, al murmullo
de la colmena verde de los mares,
a la hermosura ajena en su conjunto,
dijiste basta, quiero estar muy triste,
en esta tarde al menos, un minuto,
pues se murió en la acera un pobre hombre;
él no cabía en un lugar del mundo.
No tuvo más familia que su perro,
que lo miraba, desde el hambre, mudo,
mas atreviéndose a mover la cola
cuando cocía un huevo con el humo.
No ha sido nadie, como él fue, tan pobre,
y sin embargo, reverente y puro,
le dio conversación a los gorriones
y a las palomas de cantar nocturno.
“Un hombre pobre se merece un verso”,
Neruda dijo al cielo y se dispuso
después de honrar su historia tan anónima
con el silencio largo de un minuto,
ponerle un nombre: Juan; juntar rocío
y en él mojar su pluma y su discurso.
El hambre encarcelada de aquel hombre
se liberó en su muerte y sólo él supo.


EL gato volador



UNAS DE LAS VERSIONES DEL GATO VOLADOR, POSIBLEMENTE SEA LA ORIGINAL...
TRAE MUCHOS RECUERDOS, Y SOBRE TODO RISAS; ESCUCHEN ESTA CANCIÓN CUANDO ESTÉN ANIMADOS, YA ME ENTIENDEN, SE PUEDEN REIR MUCHÍSIMO

FELICIDADES, MARÍA.

QUE LINDO ES EL DIA








Este día que ya empieza
Te felicito y te lleno de paz
Este lindo y precioso día
Que cumples un año más.

Lo mas lindo es que cada año
Celebramos sin parar
Y siempre tú cumpleaños
Será muy especial.

No te desanimes con los obstáculos
Mira delante y triunfarás
Porque eres una buena persona
Y yo se que siempre lo serás.

Cuando estés triste nunca te olvides
De un amigo que te apoyará
En las buenas y en las malas
Y nunca te dejará.

Que lindo cuando una persona
Siempre está junto a Dios
No te olvides de él hermano
Y siempre serás mejor.

Siente junto a ti mi apoyo
Vamos unidos hasta el final
Que Dios te bendiga y te guarde
Y que cumplas muchos años más.

Colaboración de Sergio Andrés Henao
Colombia

PABLO NERUDA

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ

ENHEBRAR LA AGUJA. JUAN JOSE MILLAS



Una tía mía, cuando algo le resultaba muy complicado, decía que era más difícil que "enhebrar una aguja en un pajar". Yo nunca había visto un pajar, pero le enhebraba todas las agujas a mi madre, ya fuera en el cuarto de estar o en el salón, por lo que no entendía el problema de hacerlo en un pajar.
-¿Cómo son los pajares, mamá?
-De madera, imagino, con los techos muy altos.Sólo los he visto en las películas. Qué preguntas haces.
-¿Y por qué resulta tan difícil enhebrar una aguja en un pajar?
-¿Quién dice que es difícil?
-La tía Asunción.
-Lo que la tía querrá decir es que es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el cielo.
A veces es mejor no preguntar porque las cosas se van complicando de forma progresiva. ¿Qué tenían que ver los ricos y los camellos en aquella historia? La infancia está llena de imágenes incomprensibles, de asociaciones disparatadas. A partir de aquel día siempre que le enhebraba una aguja a mi madre pensaba en los ricos y en los camellos. Muchas noches soñé con un millonario que intentaba pasar por el ojo de una aguja, mientras un camello llamaba a las puertas del cielo, o viceversa. En aquella época estaba francamente preocupado por el más allá, y no sabía si mi habilidad enhebradora sería un salvoconducto o una dificultad para entrar en la gloria. Una cosa estaba clara: que no era rico ni camello. Lo primero me daba igual. Lo segundo me dolía.
En esas estábamos cuando un día, en el recreo del colegio, se le perdió a alguien una peseta y se puso a llorar. El profesor de física salió a ver qué pasaba y aseguró que dar con aquella peseta iba a ser más difícil que encontrar una aguja en un pajar. Me quedé espantado, porque se trataba de una nueva versión de las agujas y de los pajares. Cuando llegué a casa, interrogué a mi madre:
-¿Es más fácil encontrar una aguja en un pajar o que un rico entre en el cielo?
-No sé, hijo, qué cosas se te ocurren. Me parece que lo difícil era lo del camello, pero tampoco estoy segura.
Entre tanto, por si no hubiera bastantes agujas en nuestra vida, de vez en cuando llegaba el practicante y te ponía una inyección.
-¿Qué haría usted si se le perdiera la aguja en un pajar? -preguntaba yo al practicante.
-Anda, anda, no digas tonterías y bájate los pantalones.
No conseguí salir de dudas, pues. Y ahora hago como que sí, pero en el fondo todo me sigue pareciendo incomprensible. La vida es difícil, más que enhebrar una aguja en el cielo, o que meter a un camello en un pajar. La vida es dura, sí, sobre todo si uno ha decidido no bajarse los pantalones ni siquiera frente al practicante.

jueves, 14 de junio de 2007

«Desafíos» · Pensamientos de Paulo Coelho

DOLOR. ALFONSINA STORNI

Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...

Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.

PINGÜINOS Y PARAFINA. PÉREZ REVERTE

La parafina se congela en un gasóleo que necesito justo para no congelarme

El otro día dejó de funcionarme la caldera de gasóleo. Doce bajo cero. Un frío de cojones. Ni agua caliente, ni calefacción, ni nada. Siberia en versión doméstica, y yo clavadito al doctor Zhivago, con carámbanos en las pestañas. Así que llamé a Ramón, el fontanero. Ramón es un amigo, y acudió presto con su caja de herramientas y su mono azul -Ramón es un clásico- dispuesto a rescatarme del Gulag. ¿Hay gasóleo en el depósito?, preguntó al llegar. Mil litros, respondí. Pues va a ser el filtro, diagnosticó mientras aflojaba tuercas y juntas. Después me enseñó el filtro, lleno de una substancia gelatinosa. Parafina, sentenció. El gasóleo tiene parafina, el frío la espesa, el filtro se obstruye y la caldera se para. ¿Y qué hacen en Finlandia?, pregunté. Ramón recogía sus bártulos. Esto no es Finlandia, comentó. Aquello es un sitio serio.

Telefoneo al distribuidor local de gasóleo. Qué pasa con la parafina, digo, tirándome el pegote en plan experto en hidrocarburos. Que tengo media docena de pingüinos jugando al mus en el tresillo. Pues mire, me informa una señora o señorita. Nosotros somos agentes y servimos el gasóleo tal y como viene. ¿Seguro?, pregunto. Palabrita del niño Jesús, responde. La cantidad de parafina no es cosa nuestra.

Información de Telefónica. Ring, ring. Distribuidor nacional. Atención al cliente. Ring, ring. No, me dicen. Aquí es para el butano. Llame a tal. Más ring, ring. Contestan en tal. No, mire, aquí atendemos a los del propano. Llame al teléfono cual. Ring, ring. Teléfono cual. ¿Es usuario colectivo o particular? Ring, ring. ¿De Madrid o de la sierra? Por fin, tras gastarme una pasta en llamadas, consigo hablar con una señora o señorita encantadora de Atención al Cliente de Gasóleo Particular de Personas Particulares que Viven en la Sierra. Le cuento mi drama siberiano. La parafina se congela en un gasóleo que necesito justo para no congelarme. Tomo nota, dice. Lo llamaremos. ¿Cuándo?, pregunto angustiado. ¿Dentro de un rato? ¿Dentro de un mes? No sabría decirle, es la respuesta. Hay que pasar los datos a Asistencia Técnica. Empiezo a blasfemar. La señora o señorita aguanta impertérrita hasta que empiezo a cuestionar la virginidad de la Virgen. Entonces me da el teléfono de Asistencia Técnica. Ring, ring. Durante dos días telefoneo cada media hora, y siempre sale un contestador diciendo que deje un mensaje. Por fin dejo el mensaje: «Tienen ustedes muy poca vergüenza».

Sigo helándome. Los pingüinos cogen confianza. Se han comido media nevera y ahora se dedican a leer a Javier Marías en la biblioteca. Vuelvo a telefonear al distribuidor local. Hola, soy el del otro día. De momento, el distribuidor nacional no me hace ni puto caso. Así que no sé si mentarles los muertos a ellos o a ustedes. Mire, caballero, dice la misma señora o señorita de la otra vez. El gasóleo que nos sirven lleva parafina que en tuberías exteriores se espesa por debajo de seis grados bajo cero, y obstruye los filtros. Pero mi depósito es exterior, argumento, porque la ley me obliga a eso. ¿No será que le añaden alguna guarrería?, pregunto. Nada de nada, contesta. ¿Y a nadie se le ha ocurrido que cuando más falta hace la calefacción es precisamente por debajo de menos seis grados? Ya, responde. Pero la temperatura estándar calculada no baja hasta ahí. ¿Y quién calculó esa temperatura estándar?, demando. No sé, dice la torda. Pero en cuanto suba no tendrá problemas. Es un consuelo, respondo. Me alivia saber que cuanto más calor haga, más calefacción tendré; y que en agosto podré poner los radiadores funcionando a toda hostia. Para el invierno, ¿se le ocurre algo? Hay un truco, dice por fin. ¿Cuánto carga su depósito? Mil litros, respondo. Pues échele doscientos cincuenta de gasolina para descongelar la parafina. Oiga, le digo. Si meto doscientos cincuenta litros de gasolina en el depósito, cuando encienda la caldera volará la casa, y los pingüinos y todo cristo nos iremos a tomar por saco. ¿Cuántos me dijo que caben?, pregunta la señora o señorita. ¿Mil?. Ah, bueno. Había entendido diez mil. Entonces póngale veinticinco litros de gasolina a ver qué pasa.

Ayer, a los pingüinos les sentó fatal verme aparecer con mi lata de gasolina. Se daban con el codo y ponían mala cara. De qué va éste, murmuraban por lo bajini. Pero no hizo falta echar nada, porque a última hora subió el termómetro y la calefacción volvió a funcionar. Por fin, esta mañana me ha telefoneado un caballero amabilísimo de Asistencia Técnica del distribuidor nacional, confirmándome que, en efecto, la temperatura de congelación prevista para el gasóleo en España es de -6° para la calefacción y de -10° para los automóviles, y que ellos se limitan a cumplir la norma publicada en el BOE. Le di las gracias y me cisqué en el puto BOE. Luego, cuando bajé a desayunar, comprobé que los pingüinos ya no estaban. Se habían llevado Negra espalda del tiempo, una chaqueta de ante y las llaves del coche. Ya no puedes fiarte ni de los pingüinos.

PRAGA. REPÚBLICA CHECA







Con una superficie de unos 300 Km. cuadrados y una población de 1.200.000 habitantes aproximadamente, la capital de la República Checa y perteneciente a la denominada Bohemia Central, está en el centro del continente europeo a unos 309 Km. de Viena y 575 de Budapest, por lo que forma parte del triángulo viajero más fascinante de Europa (formado por estas tres capitales, de las más importantes turísticamente en el Viejo Continente).
La ciudad de Praga tiene muchos edificios arquitectónicos que datan de todos los períodos. El centro histórico de ciudad, que se extiende sobre un área de 866 hectáreas, ha sido incluido en la lista de Herencia Cultural y Científica de UNESCO desde 1992. Praga es también una de nueve ciudades que fueron concedidas al título de "La Metrópoli Europea de Cultura en el 2000 " por la Unión Europea.


Entre los monumentos más famosos se encuentran el Castillo de Praga, el Puente de Carlos y la Catedral de San Vito, que es la catedral gótica más antigua de Europa Central. Praga también cuenta con la sinagoga más antigua del Europa, la Sinagoga Vieja-Nueva. Entre los monumentos contemporáneos destaca la Casa Danzante.

LOS AMIGOS. JULIO CORTÁZAR





En el tabaco, en el café, en el vino,
al borde de la noche se levantan
como esas voces que a lo lejos cantan
sin que se sepa qué, por el camino.

Livianamente hermanos del destino,
dióscuros, sombras pálidas, me espantan
las moscas de los hábitos, me aguantan
que siga a flote entre tanto remolino.

Los muertos hablan más pero al oído,
y los vivos son mano tibia y techo,
suma de lo ganado y lo perdido.

Así un día en la barca de la sombra,
de tanta ausencia abrigará mi pecho
esta antigua ternura que los nombra.

miércoles, 13 de junio de 2007

SKYRUNNER, ZANCOS VOLADORES



Las épocas en el planeta tierra van evolucionando y no se si todos vosotros conocéis esa nueva afición de saltar por los tejados, por las vayas, etc... pues se han creado unos aparatos nuevos para practicarlo.... esto ya pasa de castaño oscuro¡
Pero no es lo peor estos aparatos se están utilizandi ya en los EE.UU para ir de compras, para ir a trabajar, etc..... increible?
Pues aún hay más se esta comercializando en tiendas de deportes, o de intenta y esto os lo digo y garantizo con toda seguridad, porque nos han llamado por si nos interesaba...
En los siguientes días pondremos más información en el vínculo llamado Tu tienda, dentro de este blog.

ESPAÑA. JORGE LUIS BORGES




Más allá de los símbolos,
Más allá de la pompa y la ceniza de los aniversarios,
Más allá de la aberración del gramático
Que ve en la historia del hidalgo
Que soñaba ser don Quijote y al fin lo fue,
No una amistad y una alegría
Sino un herbario de arcaísmos y un refranero,
Estás, España silenciosa, en nosotros.
España del bisonte, que moriría
Por el hierro o el rifle,
En las praderas del ocaso, en Montana,
España donde Ulises descendió a la Casa de Hades,
España del íbero, del celta, del cartaginés, y de Roma,
España de los duros visigodos,
De estirpe escandinava,
Que deletrearon y olvidaron la escritura de Ulfilas,
Pastor de pueblos,
España del Islam, de la cábala
Y de la Noche Oscura del Alma,
España de los inquisidores,
Que padecieron el destino de ser verdugos
Y hubieran podido ser mártires,
España de la larga aventura
Que descifró los mares y redujo crueles imperios
Y que prosigue aquí, en Buenos Aires,
En este atardecer del mes de julio de 1964,
España de la otra guitarra, la desgarrada,
No la humilde, la nuestra,
España de los patios,
España de la piedra piadosa de catedrales y santuarios,
España de la hombría de bien y de la caudalosa amistad,
España del inútil coraje,
Podemos profesar otros amores,
Podemos olvidarte
Como olvidamos nuestro propio pasado,
Porque inseparablemente estás en nosotros,
En los íntimos hábitos de la sangre,
En los Acevedo y los Suárez de mi linaje,
España,
Madre de ríos y de espadas y de multiplicadas generaciones,
Incesante y fatal.

NIEBLA. UNAMUNO



Mientras iba así hablando consigo mismo cruzó con Eugenia sin advertir siquiera el resplandor de sus ojos. La niebla espiritual era demasiado densa. Pero Eugenia, por su parte, sí se fijó en él, diciéndose: "¿Quién será este joven?, ¡no tiene mal porte y parece bien acomodado!" Y es que, sin darse clara cuenta de ello, adivinó a uno que por la mañana la había seguido. Las mujeres saben siempre cuándo se las mira, aun sin verlas, y cuándo se las ve sin mirarlas.Y siguieron los dos, Augusto y Eugenia, en direcciones contrarias, cortando con sus almas la enmarañada telaraña espiritual de la calle. Porque la calle forma un tejido en que se entrecruzan miradas de deseo, de envidia, de desdén, de compasión, de amor, de odio, viejas palabras cuyo espíritu quedó cristalizado, pensamientos, anhelos, toda una tela misteriosa que envuelve las almas de los que pasan.(...)El amor precede al conocimiento, y este mata a aquel. Nihil volitum quin praecognitum, me enseñó el padre Zaramillo, pero yo he llegado a la conclusión contraria y es que nihil cognitum quin praevolitum. Conocer es perdonar, dicen. No, perdonar es conocer. Primero el amor, el conocimiento después. Pero ¿cómo no vi que me daba mate al descubierto? Y para amar algo, ¿qué basta? ¡Vislumbrarlo! El vislumbre; he aquí la intuición amorosa, el vislumbre en la niebla. Luego viene el precisarse, la visión perfecta, el resolverse la niebla en gotas de agua o en granizo, o en nieve, o en piedra. La ciencia es una pedrea. ¡No, no, niebla, niebla! ¡Quién fuera águila para pasearse por los senos de las nubes! Y ver al sol a través de ellas, como lumbre nebulosa también. "

martes, 12 de junio de 2007

BRAGANZA, Bragança




Braganza, (en portugués Bragança) es una ciudad de Portugal, capital del Distrito de Braganza situada en la altiplanicie noreste, en las faldas de la sierra de Montesinho.
Constituye la principal población de la provincia de Trás-os-Montes. Tiene un clima templado continental, muy frío durante el invierno y muy cálido y seco en verano. Es un importante centro cultural que debe su notable crecimiento poblacional y el desarrollo de la ciudad en su conjunto a la creación del Instituto Politécnico de Bragança (2.230 alumnos) y diversos servicios, así como al regreso de emigrantes venidos de Francia y de Alemania.
La población activa (41,2%) está mayoritariamente repartida entre los sectores terciario (82,2%) y secundario (16,1%), con apenas un 1,7% en el sector primario, si bien toda la actividad económica gira en torno a la producción agrícola. En 1991 tenía 15.624 habitantes, muchos más que los que tenía en 1960, distribuidos en 2 parroquias (freguesias) -Sá y Santa Maria-. En la actualidad, cuenta con 23.450 habitantes.

Calma chica. Mario Benedetti



Esperando que el viento
doble tus ramas

que el nivel de las aguas
llegue a tu arena

esperando que el cielo
forme tu barro

y que a tus pies la tierra
se mueve sola

pueblo
estás quieto

cómo
no sabes

cómo no sabes
todavía

que eres el viento
la marca

que eres la lluvia
el terremoto.

PARIS







París es una de las ciudades más bellas del mundo, capital francesa, poblada por algo más de dos millones de habitantes, en una región denominada Ille de France, donde reside la quinta parte de los habitantes de Francia. Arte, historia, cultura y naturaleza hacen de París un lugar único, con muy acusada personalidad. Sus edificios tienen una innegable calidad y las disposiciones municipales relativas a su mantenimiento garantizan que la ciudad esté permanentemente atractiva.
París es el centro de un área metropolitana con 11.174.743 habitantes, la más grande de la Unión Europea aventajando a Londres. La mitad de los habitantes menores de 15 años tiene ascendencia extranjera, en particular de origen magrebí y de otras antiguas colonias francesas de África subsahariana.



Notre-Dame es una obra de arquitectura gótica sublime. Sobria, armoniosa y lúgubre. No dejes de admirar el maravilloso rosetón, ni la luminosidad interior que éste aporta. Otra obra cumbre de la arquitectura gótica es la Sainte Chapelle.
La torre Eiffel fue levantada con motivo de la Exposición Universal y la conmemoración de la Revolución. Se pensó que su estancia en la ciudad sería breve, pues sólo se planeaba dejarla en pie durante la exposición. Sin embargo, ahora es el símbolo más internacional de la ciudad. En el segundo piso hay restaurantes y tiendas, desde donde se tiene una vista espléndida del Sena y de París. Para meterte en la página oficial de este monumento.

Las Ratas(fragmmento). Miguel Delibes









Con estas relaciones, el Viejo Rabino, al decir del Undécimo Mandamiento, se torció y dejó de frecuentar la iglesia. Don Zósimo, el Curón, que por entonces andaba de párroco en el pueblo, le decía: "Rabino, ¿por qué no vienes a misa?" El Viejo Rabino se encampanaba y respondía: "No hay Dios. Mi abuelo era un mono. Don Eustasio lo dice". Y cuando estalló la guerra, cinco muchachos de Torrecillórigo, capitaneados por el Baltasar, el del Quirico, se presentaron con los mosquetones prestos a la puerta de su casa. Era domingo y el Viejo Rabino apareció con su humilde traje de fiesta y sus zapatos apretados, y el Baltasar, el del Quirico, le empujó con el cañón del mosquetón y le dijo: "Ahora voy a enseñarte yo dónde deben pastar las cabras". El Viejo Rabino parpadeaba y sólo dijo: "¿Qué quieres?" Y el Baltasar, el del Quirico, dijo: "Que te vengas con nosotros". El Baltasar llevaba una cruz en el pecho y la Rabina miraba hacia ella como implorando, y luego miró para el Viejo Rabino, que, a su vez, se miraba a los pies calzados con zapatos, y dijo humildemente: "Aguarda un momento". Al regresar de la alcoba vestía el traje de pastor y calzaba las alpargatas de goma y dijo: "Hasta luego". Después le dijo a Baltasar: "Cuando quieras".
Al día siguiente, el Antoliano encontró el cadáver en las Revueltas y cuando se presentó con él en la casa, al Rabino Chico, que apenas era un muchacho, aunque con dos vértebras coxígeas de más, se le cerró la boca y no había manera de hacerle comer. Don Ursinos, el médico de Torrecillórigo, dijo que el mal era nervioso y que le pasaría. Y cuando le pasó, el Rabino Chico se llegó donde don Zósimo, el Curón, y le dijo: "¿No es la cruz la señal del cristiano, señor cura?" "Así es" --respondió el Curón. Y agregó el Rabino Chico: "¿ Y no dijo Cristo: Amaos los unos a los otros?" "Así es" --respondió el Curón. El Rabino Chico cabeceó levemente. Dijo: "Entonces, ¿por qué ese hombre de la cruz ha matado a mi padre?" La desbordada humanidad de don Zósimo, el Curón, parecía reducirse ante el problema. Se ajustó automáticamente el bonete antes de hablar: "Escucha --dijo al fin--, mi primo Paco Merino era párroco de Roldana, en el otro lado, hasta anteayer. ¿Y sabes cómo ha dejado de serlo" "No" --dijo el Rabino Chico. "Pues atiende --añadió e1 Curón--: le amarraron a un- poste, le cortaron la parte con un gillete y se la echaron a los gatos delante de él. ¿Qué te parece?" El Rabino Chico cabeceaba, pero dijo: "Los otros no son cristianos, señor Cura". Don Zósimo entrelazó los dedos y dijo pacientemente: "Mira, Chico, cuando a dos hermanos, sean cristianos o no, se les pone una venda en los ojos, pelean entre sí con más encarnizamiento que dos extraños". Y el Rabino Chico dijo por todo comentario: "¡Ah!"

TÚ ME LLAMAS, AMOR. GARCIA MONTERO

Tú me llamas, amor, yo cojo un taxi,
cruzo la desmedida realidad
de febrero por verte,
el mundo transitorio que me ofrece
un asiento de atrás,
su refugiada bóveda de sueños,
luces intermitentes como conversaciones,
letreros encendidos en la brisa,
que no son el destino,
pero que están escritos encima de nosotros.

Ya sé que tus palabras no tendrán
ese tono lujoso, que los aires
inquietos de tu pelo
guardarán la nostalgia artificial
del sótano sin luz donde me esperas,
y que, por fin, mañana
al despertarte,
entre olvidos a medias y detalles
sacados de contexto,
tendrás piedad o miedo de ti misma,
vergüenza o dignidad, incertidumbre
y acaso el lujurioso malestar,
el golpe que nos dejan
las historias contadas una noche de insomnio.

Pero también sabemos que sería
peor y más costoso
llevárselas a casa, no esconder su cadáver
en el humo de un bar.

Yo vengo sin idiomas desde mi soledad,
y sin idiomas voy hacia la tuya.
No hay nada que decir,
pero supongo
que hablaremos desnudos sobre esto,
algo después, quitándole importancia,
avivando los ritmos del pasado,
las cosas que están lejos
y que ya no nos duelen.

lunes, 11 de junio de 2007

la ciudad y los perros. Vargas Llosa

TRAS SU MUERTE

Mis pies caminaban sobre el húmedo suelo de piedra recientemente mojado por la mortecina lluvia del crepúsculo.
Mis largos ropajes resbalaban por las hojas de aquel gélido otoño.
El silencio más sepulcral de todos los silencios existentes me envolvía, y mis pies seguían caminando en dirección al caos de su muerte.
Seguían caminando.
Y seguían.
Y seguían.
Hasta que sin previo aviso, con un gesto brusco, se detuvieron delante de su puerta, esa puerta que tantas muchachas había visto entrar, la única cómplice de sus asesinatos, la puerta...
Mis delicadas manos se deslizaron hasta la cerradura y la tantearon con sutileza, luego recorrieron el pomo, y lo abrieron.
Todo adentro estaba oscuro y ordenado, decorado con muebles de espectral mármol blanco y madera oscura, sillones y cojines tapizados del mas sangriento rojo y suelo de fría piedra.
El silencio se había extinguido y ahora un suave viento se balanceaba sobre los cristales de las enormes ventanas.
Camine por el lúgubre pasillo hasta las majestuosas escaleras, y subí.
Nada allí era como abajo, el infierno se dejaba advertir.
El miedo no latía en mis venas, estaba tranquila pero necesitaba llegar hasta él.
Lo encontré en una habitación de la que tuve que quitar las tapias que la encerraban, estaba de pie, de espaldas a mi con su largo cabello al viento y la lluvia que habían nacido mientras recorría la segunda planta, contemplaba los relámpagos y deleitaba sus oídos con los truenos.
Sabía que yo estaba allí, sabía lo que quería y también sabía que no me iba a rendir, que nada era como antes pero que podía volver a serlo.
De repente mis piernas flaquearon y me dejaron caer, el sonrió en silencio y se giró despacio, ando mirando mi flequillo y cuando llegó hasta mí se agacho, se acerco a mi oído y me susurro que ya echaba de menos mi compañía .Mi corazón dio un vuelco al descubrir que él sabía que ha veces iba a observarle, pero clavé mi mirada en la suya.
-Sé que todo fue mi culpa-siguió susurrando-y se que me amas tanto como yo a ti, pero ahora es demasiado tarde por que me mataste-termino
Me levanté súbitamente y le miré enfadada
-¡No te he matado!-grité enfadada, y mis palabras parecieron ser repetidas por los muros
-Oh claro que si mi vida-dijo sonriente-Nunca me has perdonado que matara por placer...¡y jamás lo harás!-gritó con júbilo
¿Te acuerdas esa noche?-volvió a susurrar-esa en que estabas sóla, sobre aquella tumba, la de tu bebe muerto, ¿recuerdas lo que pensaste?-me miró y continuó-yo si...pensaste que quizás habría sido mejor no conocerme, pensaste que me odiabas, pensabas que lo que más deseabas era mi muerte.
En ese momento me mataste sin saberlo, y entonces todo mi mundo entro en el mas profundo de los caos, mi vida dejo de existir sin apenas darme cuenta y lo perdí todo, te perdí a ti para siempre.
-Te equivocas-dije ausente
-¿Me equivoco?-preguntó retóricamente
-Siempre he sido tuya, y siempre lo seré .Nunca he podido cambiar eso y nunca podré-le respondí.
Se acercó y me abrazó .Nos fundimos cálidamente en uno .Nos besamos .Volvimos a caer en ésa espiral que nos recorría cuando estábamos juntos.
Todo volvió a ser como antes.
Volvimos a estar juntos.
Toda la sangre derramada llegó al río y los fantasmas de sus asesinadas nos guiaron al infierno

Alejandro Dumas







FRAGMENTO DEL HOMBRE DE LA MASCARA DE HIERRO

TRES COMENSALES ADMIRADOS DE COMER JUNTOS
Al llegar la carroza ante la puerta primera de la Bastilla, se paró a intimación de un centinela, pero en cuanto D'Artagnan hubo dicho dos palabras, levantóse la consigna y la carroza entró y tomó hacia el patio del gobierno.

D'Artagnan, cuya mirada de lince lo veía todo, aun al través de los muros, exclamó de repente:

––¿Qué veo?

––¿Qué veis, amigo mío? ––preguntó Athos con tranquilidad.

––Mirad allá abajo.

––¿En el patio?

––Sí, pronto.

––Veo una carroza; habrán traído algún desventurado preso como yo.

––Apostaría que es él, Athos.

––¿Quién?

––Aramis.

––¡Qué! ¿Aramis preso? No puede ser.

––Yo no os digo que esté preso, pues en la carroza no va nadie más.

––¿Qué hace aquí, pues?

––Conoce al gobernador Baisemeaux, ––respondió D'Artagnan con socarronería: ––llegamos a tiempo.

––¿Para qué?

––Para ver.

––Siento de veras este encuentro, ––repuso Athos, ––al verme, Aramis se sentirá contrariado, primeramente de verme, y luego de ser visto.

––Muy bien hablado.

––Por desgracia, cuando uno encuentra a alguien en la Bastilla, no hay modo de retroceder.

––Se me ocurre una idea, Athos, ––repuso el mosquetero; –– hagamos por evitar la contrariedad de Aramis.

––¿De qué manera?

NICANOR PARRA

Hay un día feliz

A recorrer me dediqué esta tarde
las solitarias calles de mi aldea
acompañado por el buen crepúsculo
que es el único amigo que me queda.
Todo está como entonces, el otoño
y su difusa lámpara de niebla,
sólo que el tiempo lo ha invadido todo
con su pálido manto de tristeza.
Nunca pensé, creédmelo, un instante
volver a ver esta querida tierra,
pero ahora que he vuelto no comprendo
cómo pude alejarme de su puerta.
Nada ha cambiado, ni sus casas blancas
ni sus viejos portones de madera.
Todo está en su lugar; las golondrinas
en la torre más alta de la iglesia;
el caracol en el jardín; y el musgo
en las húmedas manos de las piedras.
No se puede dudar, este es el reino
del cielo azul y de las hojas secas
en donde todo y cada cosa tiene
su singular y plácida leyenda:
hasta en la propia sombra reconozco
la mirada celeste de mi abuela.
Estos fueron los hechos memorables
que presenció mi juventud primera,
el correo en la esquina de la plaza
y la humedad en las murallas viejas.
¡Buena cosa, Dios mío!, nunca sabe
uno apreciar la dicha verdadera,
cuando la imaginamos más lejana
es justamente cuando está más cerca.
Ay de mí, ¡ay de mí!, algo me dice
que la vida no es más que una quimera;
una ilusión, un sueño sin orillas,
una pequeña nube pasajera.
Vamos por partes, no sé bien qué digo,
la emoción se me sube a la cabeza.
Como ya era la hora del silencio
cuando emprendí mi singular empresa
una tras otra, en oleaje mudo,
al establo volvían las ovejas.
Las saludé personalmente a todas
y cuando estuve frente a la arboleda
que alimenta el oído del viajero
con su inefable música secreta
recordé el mar y enumeré las hojas
en homenaje a mis hermanas muertas.
Perfectamente bien. Seguí mi viaje
como quien de la vida nada espera.
Pasé frente a la rueda del molino,
me detuve delante de una tienda:
el olor del café siempre es el mismo,
siempre la misma luna en mi cabeza;
entre el río de entonces y el de ahora
no distingo ninguna diferencia.
Lo reconozco bien, éste es el árbol
que mi padre plantó frente a la puerta
(ilustre padre que en sus buenos tiempos
fuera mejor que una ventana abierta).
Yo me atrevo a afirmar que su conducta
era un trasunto fiel de la Edad Media
cuando el perro dormía dulcemente
bajo el ángulo recto de una estrella.
A estas alturas siento que me envuelve
el delicado olor de las violetas
que mi amorosa madre cultivaba
para curar la tos y la tristeza.
Cuánto tiempo ha pasado desde entonces
no podría decirlo con certeza;
todo está igual, seguramente,
el vino y el ruiseñor encima de la mesa,
mis hermanos menores a esta hora
deben venir de vuelta de la escuela:
¡sólo que el tiempo lo ha borrado todo
como una blanca tempestad de arena!

RUBÉN DARÍO




Lamentación de Otoño

Como tantas cosas lejanas Que se acercan sin un rumor,
Llegaron las primeras canas Y quizas el último amor.
El amor que pasó de prisa, Y el que nunca llego
al pasar Entristecieron mi sonrisa

Igual que un ciego frente al mar.
Yo sonaba con un cariño
Que acaso tuve y se me fue
Y me eche a llorar como un niño
Que llora sin saber porque.
Hoy asoman rostros extraños
Sobriamente frente a mí;
Hoy llegan los anos huraños Diciéndome:
Estamos aquí.

Yo he de morir sonando cosas Que desee y no conseguí…
Y seguirán naciendo rosas,
Pero no serán para mí.
Yo buscaba las cosas bellas
Sin importarme en que lugar,
Y otros miraran las estrellas
Que yo no volveré a mirar.
Y nombrar lo que no se nombra
-un gran silencio y una cruz-
y penetrar en esa sombra
Yo,
que he amado tanto la luz!
Tantos suenos que ya se han ido
Y que jamas han de volver….
Empezar a morir de olvido,
Oh noche sin amanecer!
Apasionadas noches locas,
Indeciblemente sin par…
Pero otros besaran las bocas
Que yo dejare de besar!
Agridulce sabor del beso,
Áurea isla sin latitud:
Aunque solo sea por eso,
No te vayas,
Juventud!

No te vayas todavía,
Porque no me quiero quedar
Triste de ensueño y de armonía,
Igual que un ciego frente al mar!

VIRGINIA WOOLF




Casi todo me atrae.

Sin embargo se alberga en mí algún buscador infatigable.

¿Por qué no hay un descubrimiento de la vida?

Algo para ponerle las manos encima y exclamar:

"¿Es esto?"

Mi depresión es un sentirme acosada.

Estoy buscando:

pero no,

no es eso…

no es eso.

¿Qué es entonces?

¿Tendré que morir sin haberlo encontrado?

Y luego

(como anoche, cuando atravesaba Russell Square)

veo las montañas en el cielo:

las grandes nubes;

y la luna que se está alzando sobre Persia;

tengo una grande,

sorprendente impresión de que hay algo allí,

que es "eso"?

No es exactamente la belleza a lo que me refiero.

Quiero decir que la cosa en sí basta:

es satisfactoria; acabada.

También una impresión de mi propia rareza,

de la rareza de estar caminando sobre la tierra.

También está ahí,

la infinita extrañeza de la posición humana;

estar atravesando Russell Square,

con la luna allí arriba y las nubes como montañas.

quién soy yo,

qué soy,

y todo el resto;

preguntas que siempre flotan en torno:

y de pronto doy de narices con algún hecho concreto

-una carta, alguien-

y vuelvo a ellos con un gran sentimiento de frescura.

Y así continúa.

Suelo toparme frecuentemente con este

"eso",

y experimento entonces un gran reposo. "

domingo, 10 de junio de 2007

ISLAS BERLENGAS




La Reserva Natural de Berlenga es un lugar único debido a la transparencia de sus aguas y riqueza submarina.Es una reserva marina y está clasificada como "Reserva de la Biosfera" por el Consejo de Europa. El archipiélago está formado por una isla, Berlenga Grande y por algunos islotes graníticos y rocas (Estelas y Farilhões). Queda a 7 millas de Cabo Carvoeiro al noroeste de Peniche. Berlenga Grande se divisa desde el territorio peninsular cuando no hay neblina. Podemos encontrar aquí especies endémicas de flora, además del lugar elegido para anidación de aves marinas. En Berlenga, sobre el islote, se levanta el Fuerte de San Juan Bautista, fortaleza militar manuelina, que data de 1502, unida a la isla por un puentecito. Las pequeñas playas de aguas cristalinas son preciosas e ideales para darse buenos baños. El acceso a la isla se hace por barco, que se puede coger en el puerto de Peniche. Tarda unos 30 minutos en llegar a Berlenga Grande. Podrá regresar al final de la tarde o pernoctar en la fortaleza. También existe un restaurante en la isla.

Consideradas paradisíacas por los amantes del medio ambiente o de deportes como el buceo, y que son visibles en días claros desde la costa. Romanos, vikingos, británicos y piratas de distinto origen ocuparon sucesivamente las que algunos historiadores denominaron "Las islas de Saturno". En la actualidad, apenas unos pocos pescadores viven en las pequeñas casas de las islas en la temporada estival.

Madame Bovary. GUSTAVE FLAUBERT


FRAGMENTO

En el fondo de su alma, sin embargo, ella vivía esperando un acontecimiento. Como un marinero en apuros, paseaba sobre la soledad de su vida los ojos desesperados, buscando a lo lejos alguna vela blanca entre la niebla del horizonte. No sabía cuál iba a ser su destino, ni el viento que lo traería hacia ella, ni hacia qué costa la llevaría, si iba a ser una lancha o un barco de tres puentes, cargado de angustias o lleno de felicidades hasta la borda. Pero, cada mañana, al despertar, ella lo esperaba y así a lo largo del día entero, y escuchaba todos los ruidos, se incorporaba sobresaltada, se asombraba de que no viniera; después, al recostarse el sol, cada vez más triste, deseaba que fuera el día siguiente...

OLIVER Y BENJI



Oliver Aton es un niño japonés loco por ese deporte llamado fútbol,que se traslada a una temprana edad a la ciudad de Nankatsu.Gracias a su afición por el fútbol,ye desde el primer día nuestro pequeño héroe conocerá a los que serán durante toda la serie sus compañeros de aventuras.Entrando a formar parte en el equipo de su escuela,Oliver Atom,junto a Roberto Sedinho (un gran jugador se la selección brasileña que se ve apartado del terreno de juego a causa de su pérdida de visión) como entrenador, llevarán a sus compañeros a ganar el Campeonato Nacional.Es durante el transcurso de éste cuando Oliver conocerá a grandes jugadores con los que compartirá partidos, torneos y mundiales.
Esta serie se dividio principalmente en tres Partes:
-La primera serie o parte,Captain Tsubasa,llamada aquí “Campeones”: fue la que nos enganchó en aquellas noches de Telecinco. Consta de 128 episodios.Esta primera entrega llegaba hasta el final del tercer campeonato nacional(el partido entre el Toho y el Nankatsu,equipos de Oliver Y Mark)
-La segunda serie o Parte,Captain Tsubasa J, llamada aquí “Supercampeones”:emitida más de una vez por Antena3. Consta de 47 episodios.Esta serie,básicamente,es un resumen de la primera, en el que se acelera bastante la historia de los tres años de Oliver en el Nankatsu,algo que se agradece. Al final de esta serie vemos a la selección japonesa liderada por Oliver e intentando hacerse un hueco en el fútbol mundial.
-La tercera serie o parte,Captain Tsubasa Road To 2002,llamada aquí “Campeones hacia el Mundial”: emitida también por Antena3. Consta de 52 episodios.Los primeros 19 episodios son un remake de la anterior, abarcan los 3 campeonatos nacionales. A partir de aquí veremos a la selección japonesa preparándose para el mundial y a nuestro amigos triunfando en sus respectivo clubes.
Otra serie Para el recuerdo,que aunque ahora no nos parezca gran cosa,y critiquemos los miles de kilometros que mide los campos donde jugaban(segun estudios cientificos,los campos de esta serie median 18 km)en nuestros tiempos hacia maravillas en nuestros diminutos cerebros

MIGUEL HERNANDEZ

VUELO

Sólo quien ama vuela. Pero, ¿quién ama tanto
que sea como el pájaro más leve y fugitivo?
Hundiendo va este odio reinante todo cuanto
quisiera remontarse directamente vivo.

Amar ... Pero, ¿quién ama? Volar ... Pero, ¿quién vuela?
Conquistaré el azul ávido de plumaje,
pero el amor, abajo siempre, se desconsuela
de no encontrar las alas que da cierto coraje.

Un ser ardiente, claro de deseos, alado,
quiso ascender, tener la libertad por nido.
Quiso olvidar que el hombre se aleja encadenado.
Donde faltaban plumas puso valor y olvido.

Iba tan alto a veces, que le resplandecía
sobre la piel el cielo, bajo la piel el ave.
Ser que te confundiste con una alondra un día,
te desplomaste otro como el granizo grave.

Ya sabes que las vidas de los demás son losas
con que tapiarte: cárceles con que tragar la tuya.
Pasa, vida, entre cuerpos, entre rejas hermosas.
A través de las rejas, libre la sangre afluya.

Triste instrumento alegre de vestir; apremiante
tubo de apetecer y respirar el fuego.
Espada devorada por el uso constante.
Cuerpo en cuyo horizonte cerrado me despliego.

No volarás. No puedes volar, cuerpo que vagas
por estas galerías donde el aire es mi nudo.
Por más que te debatas en ascender, naufragas.
No clamarás. El campo sigue desierto y mudo.

Los brazos no aletean. Son acaso una cola
que el corazón quisiera lanzar al firmamento.
La sangre se entristece de debatirse sola.
Los ojos vuelven tristes de mal conocimiento.

Cada ciudad, dormida, despierta loca, exhala
un silencio de cárcel, de sueño que arde y llueve
como un élitro ronco de no poder ser ala.
El hombre yace. EL cielo se eleva. El aire mueve.